viernes, 27 de junio de 2014

Si yo fuera un Expatriado (10/10): Los 10 puntos a tener en cuenta

La Expatriación es un reto personal y profesional que se afronta con gran ilusión. Si yo fuera a iniciar una Expatriación tendría en cuenta los siguientes 10 aspectos:
  1. Pixabay
    Dirige tu carrera profesional. Antes de tomar la decisión de aceptar la asignación, valora cómo encaja en tu carrera profesional y cual será tu situación al finalizar. Es importante recordar que tú diriges tu carrera profesional y apreciar las ventajas profesionales en términos de empleabilidad, aprendizaje y progreso profesional que supone trabajar en el extranjero.
  2. Valora la "Compensación Total". La aceptación o rechazo de una Expatriación depende de la valoración de todos los elementos y ventajas que conlleva. En los últimos años, los argumentos profesionales y familiares están ganando peso sobre los meramente económicos, ya que la experiencia de trabajar en el extranjero está resultando generalmente muy positiva para la carrera de los profesionales desplazados y una experiencia muy enriquecedora para sus familias.
  3. La Familia: El desplazamiento de la familia es un aspecto que merece la máxima atención para que la asignación resulte un éxito, tanto por parte de la empresa como del expatriado. Dedícale tiempo a tu familia en la fase de adaptación y aprovecha cualquier ayuda que la empresa te ofrezca en este sentido. Según los últimos estudios, la causa más frecuente de rechazo de una oferta de expatriación es la carrera del cónyuge.
  4. La Carta de Expatriación: Los traslados internacionales se enfrentan a cuestiones de tipo laboral y económico que hay que estudiar en detalle (¿Cómo queda mi Seguridad Social? ¿y mi contrato laboral?, etc.) y que varían mucho dependiendo de cada país. La firma de la Carta de Expatriación representa el momento formal de aceptación del traslado al que hay que darle la importancia que se merece.
  5. Los Visados: Ten en cuenta que el visado no siempre se obtiene en el plazo y las condiciones que tu esperas. La obtención del visado es un requisito fundamental para comenzar la Expatriación. Estudia la legislación del país de destino, y asegurate que no existe ningún problema para tu caso concreto.
  6. Fiscalidad. La complejidad de este tema hace aconsejable la contratación de una asesoría especializada para que te ayude a hacer la declaración fiscal personal en origen y destino. Uno de los elementos fiscales más importantes es saber si estás en una Política de Brutos o Ecualizado. Sin llegar a convertirte en un experto fiscal, sí es importante que entiendas el entorno en materia impositiva para comprender la compensación económica que realmente vas a percibir.
  7. Durante la Expatriación: Una vez realizado el desplazamiento al país de destino, hay algunas cuestiones que nos pueden ayudar en nuestro proceso de adaptación para que sea lo más rápido posible tanto profesional como familiarmente; por ejemplo, trata de aprender el idioma, haz lo posible por entender la historia y la cultura, etc.
  8. Retorno: Comienza a planificar el retorno algunos meses antes de que termine tu asignación. Recuerda que la expatriación es un acto de confianza en ti que suele conllevar la adquisición de conocimientos respecto al proyecto, país u organización que probablemente no tenga ningún otro compañero.  Por este motivo, es importante que documentes y compartas tu experiencia para que pueda ser útil para tus sucesores, y enriquezca a la empresa.
  9. Salud y Seguridad: Al llegar a tu destino, asegúrate de que tienes información suficiente sobre las recomendaciones en materia de seguridad y que conoces los centros de salud a los que tienes acceso en caso de accidente o enfermedad. Recuerda extremar las precauciones en caso de conducir y comprueba que tienes un carnet de conducir válido para circular en tu país de destino.
  10. Por último, sé respetuoso, mantén tu mente abierta y  una actitud positiva. La expatriación es un ejercicio de flexibilidad que requerirá tu adaptación al nuevo entorno.
En la gran mayoría de los casos, las Expatriaciones resultan exitosas y la satisfacción de los empleados y sus familias superan las expectativas iniciales. ¡Eso es lo que os deseo a todos los que vayáis a comenzar esta aventura!

miércoles, 18 de junio de 2014

If I were an Expat (9/10): The return

It is advisable to start preparing your return a few months before the end of your assignment. In most cases, the Expatriation is agreed for a maximum of 2 or 3 years. Then, you may be offered an extension but the total length is normally 5 years or less. Talk to your bosses and find out what they have in mind before you start planning for your return.

If you are asked to stay and you reach an agreement to continue the assignment, all you have to do is make the necessary arrangements to extend your stay:
  • Sign an addendum to the Assignment letter
  • Confirm the validity of the visa during the extended period
  • Notify the landlord of the lengthening of the rental, register your kids in the following school year,  etc.
Once the extension has been ruled out, the time is ripe to plan for the return.  In regards to personal and family matters, remember:
  • Giving advance notice to your landlord and preparing for your house and school at home, etc.
  • Confirm if there is any tax or mandatory migration arrangement (for example, in some countries you have to do a tax return at the time of departure)
  • Contact the agency that will help you with the moving, etc.
From the professional perspective, there are two possible situations :
  •  If your expatriation period is subject to the completion of your project, you have to plan the closing activities.
  • If your assignment is temporary but the work you are performing is not, you should plan on preparing a successor and sharing your know-how before you leave. This is an important matter that can cause tension towards the end of your assignment. Remember that being an Expat usually involves some unique know-how . You will have knowledge about the project, country or organization that probably nobody else has. For this reason, it is important that you document and share your experience as it will be very valuable for other colleagues.
In addition, you may be offered a new expatriation, to a different country or within the same country.
  • If in the same country, remember that there remains a need to review the visa and you may not be considered a new Expat for legal purposes (check tax and social security potential issues).
  • Should an opportunity in another country arise, in most cases the counters are set to zero, that is, a new expatriation will normally be considered for social security and tax purposes.
Another possibility that can arise is a localization, which is characterized by:
  • a permanent transfer, which usually means resigning in the home country
  • with economic and labor conditions similar to a local employee in the country of destination (this is why it is also called "localization")
  • in some cases, companies offer some allowances for a limited period of time to encourage the  move and this means a progressive loss of your expatriation benefits.
Finally, remember that if you return or arrive to Spain after more than 10 years working abroad, you may be able to apply the favorable taxation that has been named also as "Beckham Law", which is an optional regime for individuals who become tax resident in Spain as result of moving to Spanish territory following an employment contract . There was a recent article on the press that explains this regime. (Articulo sobre el Regimen Fiscal Especial del Impatriado, sorry in Spanish). Currently, it does not apply to yearly earnings above 600.000€.

On the professional front, it is time to assess how much you have learnt, improved your management capabilities, languages, etc. In most cases, the experience will be very positive for your employability and you will be in a much better position to face new professional challenges.

lunes, 9 de junio de 2014

Si yo fuera un Expatriado (9/10): El retorno

Conviene empezar a preparar tu retorno algunos meses antes de la fecha acordada de finalización de la Expatriación. Los traslados se pactan normalmente por un máximo de 2 o 3 años, y se van ampliando a medida que se cumplen estos plazos si se dan las adecuadas circunstancias profesionales y  familiares.


Antes de empezar a planificar el retorno, consulta con tu responsable si están pensando en proponerte una prórroga. En caso de que llegues a un acuerdo para continuar la asignación, todo lo que tendrás que hacer será realizar los trámites para continuar tu estancia:
  • Firmar la Carta de Extensión con los términos y condiciones aplicables a partir de ese momento
  • Confirmar la validez de los visados hasta la nueva fecha acordada
  • Avisar al arrendador de la extensión del alquiler y apuntar a tus hijos al próximo curso escolar, etc.
Una vez descartada la extensión, ha llegado el momento de planificar el retorno. En relación a las cuestiones personales y familiares, recuerda:
  • Preavisar al arrendador en tu país de destino y preparar la casa en origen
  • Notificar al colegio en destino y buscar un colegio en origen
  • Confirma si hay alguna otra gestión fiscal o migratoria que sea obligatoria (por ejemplo, en algunos países hay que hacer una declaración fiscal en el momento de salida), contratar la mudanza, etc.
 
Desde la perspectiva laboral se pueden dar dos situaciones:
  • Si tu periodo de expatriación está sujeto a la finalización de tu proyecto, tendrás que tener en cuenta la necesidad de planificar un cierre ordenado del mismo.
  • Si por el contrario el proyecto es indefinido, y es tu misión la que es temporal, debes preocuparte de preparar a un sucesor o transmitir tus conocimientos antes de tu marcha. Es este un aspecto que no se puede dejar para el último momento, y que puede provocar tensiones hacia el final de la asignación, "la gestión del conocimiento". Recuerda que la expatriación es un acto de inversión y confianza en ti que suele conllevar algún aspecto singular, en el sentido de que vas a adquirir conocimientos respecto al proyecto, país u organización que probablemente no tenga ningún otro compañero.  Por este motivo, es importante que documentes y compartas tu experiencia para que pueda ser útil para otros compañeros y enriquezca a la empresa.
Una de las posibilidades que pueden surgir es una nueva expatriación. Esta expatriación puede ser a un país distinto o dentro del mismo país.
  • Si es dentro del mismo país, recuerda que se mantiene la necesidad de revisar el visado y que puede que a efectos de las cotizaciones de la Seguridad Social no se considere una nueva Expatriación sino una continuación de la existente.
  • En el caso de que surja una oportunidad de Expatriación a otro país, desde el punto de vista de seguridad social y migratorio en la mayoría de las ocasiones los contadores de ponen a cero. Es decir, se considerará una nueva expatriación a todos los efectos.
Otra posibilidad que puede surgir en caso de acuerdo es la Localización, que se caracteriza por:
  • un traslado permanente, que suele significar la baja o excedencia en el país de origen
  • con condiciones económicas y laborales similares a las que tendría un empleado local del país de destino (de ahí el nombre de "Localización"). 
  • en algunos casos, las empresas ofrecen algunas ayudas al traslado con una duración limitada en el tiempo con el objetivo de incentivar este tipo de movimientos, por lo que las ayudas a la expatriación desaparecen progresivamente.
 
Finalmente, recuerda que en caso de retorno a España tras más de 10 años trabajando en el extranjero, puede que tengas derecho a aplicar la favorable fiscalidad del "Impatriado", "Ley Beckham" o Régimen opcional para personas físicas que adquieran su residencia fiscal en España como consecuencia de su desplazamiento a territorio español con motivo de un contrato de trabajo.
De acuerdo con la normativa vigente, las personas físicas que adquieran su residencia fiscal en España como consecuencia de su desplazamiento a territorio español, podrán optar por tributar por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes durante el período impositivo en que se efectúe el cambio de residencia y durante los cinco períodos impositivos siguientes, cuando se cumplan las siguientes condiciones:
  • Que no hayan sido residentes en España durante los 10 años anteriores a su nuevo desplazamiento a territorio español.
  • Que el desplazamiento a territorio español se produzca como consecuencia de un contrato de trabajo.
  • Que los trabajos se realicen efectivamente en España.
  • Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad residente en España o para un establecimiento permanente situado en España de una entidad no residente en territorio español.
  • Que los rendimientos del trabajo que se deriven de dicha relación laboral no estén exentos de tributación por el Impuesto sobre la Renta de no Residente
  • Que las retribuciones previsibles derivadas del contrato de trabajo en cada uno de los períodos impositivos en los que se aplique este régimen especial no superen la cuantía de 600.000 euros anuales.
Una vez hayas retornado, es el momento de hacer balance. Desde el punto de profesional, la expatriación suele suponer un importante avance. Debemos valorar el impacto que ha tenido en nuestro aprendizaje de  conocimientos, habilidades de gestión en un ambiente internacional, idiomas y otros aspectos.