viernes, 24 de enero de 2014

If I were an #Expat (4/10): Before you sign the Expat letter

The Expat Letter represents the formal acceptance of the international assignment. It is important to understand the key aspects of your contract before proceeding with the signature.

First, we must be clear on what kind of assignment we are being offered. The most common figure remains the Expatriate:
  • a temporary transfer with return engagement
  • maintaining the economic conditions of the home country
  • providing certain compensation and temporary benefits to the employees and their families during the assignment.
However, more and more employees are taking the initiative of working abroad in search of career opportunities or an international experience. In this context, International permanent transfers are gaining momentum:

  • a permanent transfer, which usually means resigning in the home country
  • with economic and labor conditions similar to a local employee in the country of destination (this is why it is also called "localization")
  • in some cases, companies offer some allowances for a limited period of time to encourage the  move.
All these topics must be clear in the Expat Agreement. Typically, the company  will provide you with the following information before you sign the letter:
  • Explanation of the Project 
  • Delivery of the Expat Manual 
  • Expat Agreement
Before signing the letter, make sure you understand the key aspects of your assignment: 

Duration: start date, end date, possibility of extension. It is normal to have a clause conditioning the effect of the assignment to the visa granting to ensure compliance with the immigration rules.

Location: not only the country but also the city where you will be working.

Social Security: It is important to know if the country of
 destination has an agreement with the home country, and where you will be making the social security contributions. If you are able to maintain the contributions in the home country, ask what the maximum period is.

Rental housing: at this point you will be informed if there are restrictions on certain areas for safety reasons. Some companies provide help to find an appropriate house and negotiate the rental contract.
Do not forget to clarify who bears the cost of the community fees, and other expenses such as electricity, garbage, property taxes, water, gas, etc.

School: many expats seek school first. A good school is usually an indicator of good areas to live. Remember to clarify whether school related expenses, such as transportation costs, uniform, books and meals are included in the allowance.

Health Insurance: It is important to know if you have any health insurance that covers you and your family.
Before traveling, find out if it is necessary to get vaccinated according to the recommendations of the country of destination.

Removals: It may be worth to contract a removal service for the furniture and other goods depending on various factors (length of the assignment, distance, family members, etc). Some companies may offer you the possibility to replace the removal for a monetary allowance to avoid the inconveniences and risks that any move entails. Make sure you have an insurance included in the Removal service.

Visas and Taxation: These issues are complex. The next post will be dedicated to immigration and I will deal with the tax related topics afterwards.

In short, make sure you understand the most important aspects of your
 Expat letter before you sign it. It is a perfect moment to raise any questions that you may have.

viernes, 10 de enero de 2014

Si yo fuera un #Expatriado (4/10): Antes de firmar la Carta de #Expatriación

El reto de expatriar se enfrenta a cuestiones de tipo laboral y económico que hay que estudiar en detalle y que varían mucho dependiendo de cada país. La firma de la Carta de Expatriación representa el momento formal de aceptación del traslado al que hay que darle la importancia que se merece.

En primer lugar, hay que tener claro qué tipo de asignación nos están ofreciendo. La figura más habitual sigue siendo el Expatriado, es decir:
  • un traslado temporal con compromiso de retorno
  • que mantiene las condiciones económicas del país de origen
  • adicionalmente ofrece ciertas compensaciones y ayudas temporales al empleado y a su familia durante el tiempo que dure la asignación.
Sin embargo, cada vez es más frecuente que sean los propios trabajadores quienes muestren interés en desplazarse al extranjero en búsqueda de crecimiento profesional o la oportunidad de tener una experiencia en el extranjero. En este contexto está cobrando fuerza el proceso de Localización, que se caracteriza por:
  • un traslado permanente, que suele significar la baja o excedencia en el país de origen
  • con condiciones económicas y laborales similares a las que tendría un empleado local del país de destino (de ahí el nombre de "Localización"). 
  • en algunos casos, las empresas ofrecen algunas ayudas al traslado con una duración limitada en el tiempo con el objetivo de incentivar este tipo de movimientos. 
Todos estos temas deben quedar claros y debidamente formalizados en el Acuerdo de Expatriación. Normalmente, la empresa te habrá facilitado toda la información para estar en disposición de firmar la carta:
 
·      Explicación del proyecto, puesto de trabajo y condiciones de expatriación.
·      Entrega del Manual del Expatriado
·      Acuerdo de Expatriación
Antes de firmar la carta debes tener claro los aspectos más importantes sobre tu asignación:
  • Duración: fecha de inicio, fecha de fin, posibilidad de extensión (y en su caso si hay un nº de años máximo). Es normal que exista una cláusula que condicione la efectividad de la asignación a la obtención del visado en cumplimiento de la legislación del país de destino. 
  • Lugar de traslado: no sólo el país sino la ciudad a la que vas destinado.
  • Seguridad Social: es importante saber si el país de destino tiene convenio con el de origen, y dónde se  van a realizar las cotizaciones durante la expatriación. En el caso de que fuese posible mantener las cotizaciones en el país de origen, cuál es el periodo máximo para mantenerlas.
  • Alquiler de vivienda: en este punto te informarán sobre si hay restricciones de zonas por motivos de seguridad. En la práctica, hay empresas que ponen a tu disposición una consultora que te ayuda a buscar la vivienda y a negociar el contrato de alquiler. No olvides aclarar quién corre con los gastos de la casa, gastos de comunidad, luz, basuras, impuestos sobre bienes inmuebles, agua, gas, etc. 
  • Colegios: muchos expatriados buscan primero el colegio y luego una vivienda que esté cerca. Un buen colegio suele ser un indicador de buenas zonas para vivir. De forma análoga al alquiler de vivienda, clarifica si los gastos de transporte escolar, uniforme, libros y comedor escolar están incluidos en la ayuda. 
  • Seguro médico: Es importante que sepas en todo momento qué seguro te cubre y en qué condiciones. Antes de viajar, infórmate sobre la conveniencia de vacunarse de acuerdo con las recomendaciones según el país de destino. 
  • Mudanza: El traslado de muebles y otros enseres puede merecer la pena o no dependiendo de diversos factores (distancia, duración de la asignación, unidad familiar desplazada, etc.) En algunas ocasiones la empresa permite sustituir la mudanza por unos gastos de instalación que permiten adquirir los muebles básicos en destino y evitar las molestias y riesgos que cualquier mudanza conlleva. Asegúrate de que el servicio de mudanza incluye un seguro en caso de pérdida o desperfectos.
  • Visados y Fiscalidad: estos temas son ciertamente complicados y creo que se merecen un capítulo aparte. Comenzaré en la próxima entrada  hablando sobre los aspectos migratorios, y posteriormente de la fiscalidad y los conceptos básicos como la residencia fiscal, la ecualización fiscal, etc.

En definitiva, la Carta de asignación no cubre, ni debe cubrir, todos los temas relacionados con tu asignación, pero sí es importante tener claro los aspectos más relevantes de tu expatriación antes de firmar.