viernes, 3 de octubre de 2014

Si fuera un recién licenciado (2/9): Dirigir tu carrera

Para dirigir tu carrera profesional, en primer lugar, debes saber qué metas profesionales quieres alcanzar. Como decía  Schopenhauer  "No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige".

Puede que tengas una vocación profesional bien definida. Sin embargo, en muchos casos, sin experiencia laboral es normal no tener  las ideas del todo claras. Por otra parte, los gustos cambian a medida que vas creciendo, aprendiendo y experimentando nuevas áreas. En cualquier caso, hay ciertas preguntas que te pueden ayudar.

TU PROFESIÓN INFLUYE EN TU VIDA PERSONAL

Probablemente la primera pregunta que me plantearía es: ¿Cómo me gustaría que fuese mi vida personal?. La respuesta te puede ayudar ya que la carrera profesional condiciona tu vida personal, es decir, no se puede separar un ámbito del otro.

Uno de los problemas de mayor actualidad es la posibilidad de compatibilizar la vida familiar con tu trabajo. Hay muchos factores que influyen: depende de la empresa en al que trabajes,  condiciones de trabajo, familia, tu concepción de la vida familiar, etc. Si tienes pareja, es importante hablar sobre este tema y encontrar una visión común. En cada organización encontrarás una cultura y estilo de trabajo diferentes. La clave es encontrar un lugar en el que encaje todo. 
Cuando estés valorando los sectores y compañías, infórmate de cuáles son sus valores, cultura y ambiente de trabajo para que tu elección sea compatible con tu estilo de vida. Si estás pensando en montar tu propio negocio, habla con personas tengan experiencia emprendedora para que te cuenten su experiencia. 

HACER LO QUE A UNO LE GUSTA

Al acabar tus estudios, es habitual escuchar la frase: "Dedícate a algo que te guste, ya que luego vas a pasar muchos años y muchas horas al día trabajando". Normalmente, habrás estudiado una materia que es de tu agrado, y de esa forma te has ido encauzando hacia las áreas que te resultan más interesantes.
Los gustos no se refieren sólo a las áreas de conocimiento (Ingeniería, Derecho, Empresariales, Química, Medicina, etc.), sino también hacia otras motivaciones asociadas a cada profesión. En este sentido, identifica tus preferencias en relación a dimensiones como:
  • Empresas o sectores que te atraen
  • Puestos que suponen la gestión de personas o no
  • Tipo de vida familiar que te gustaría llevar, como hemos comentado anteriormente
  • Ámbito nacional o internacional
  • Frecuencia de los viajes
  • Remuneración, etc.

Cuanto mejor puedas identificar tus propios gustos y motivaciones, en mejor situación estarás para poder seleccionar un buen lugar en el que encajen tus preferencias y puedas comenzar  de forma satisfactoria tu carrera profesional.

DIRIGIR TU CARRERA PROFESIONAL


En resumen, si tienes claridad sobre lo que quieres hacer, elegir tu primer trabajo es tan  sencillo como escoger la mejor oportunidad que tengas alineada con tus intereses.

Por el contrario, si no lo tienes tan claro, es importante que identifiques tus motivaciones en todos los ámbitos, para poder elegir la mejor oportunidad que aumente tu empleabilidad en esa dirección.

En su famoso discurso en la Universidad de Standford, Steve Jobs cuenta su experiencia personal en relación a este tema, haciendo referencia a lo que denomina "Connecting the dots" o cómo fue aprovechando sus oportunidades y conectando los "puntos" hasta alcanzar todos sus sueños profesionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.