sábado, 16 de marzo de 2013

Expatriación vs Localización

En las empresas de nuestro entorno, los desplazamientos de empleados son cada vez más necesarios, y la figura más habitual sigue siendo el Expatriado, es decir:
  • un traslado temporal - con compromiso de retorno por parte de la empresa
  • con ayudas al empleado desplazado y su familia - casa, colegio, seguro médico, viajes vacacionales, mudanza, inserción lingüística, etc.
  • y una compensación económica que permite vivir con comodidad en el país de destino, y muchas veces acumular ahorros para el futuro.
Sin embargo, el coste asociado no resulta adecuado en muchos casos. Cada vez es más frecuente que sean los propios empleados quienes muestren interés en desplazarse al extranjero en búsqueda de crecimiento profesional o la oportunidad de tener una experiencia en el extranjero.

En este contexto está cobrando fuerza el proceso de Localización, que se caracteriza por:
  • un traslado permanente - suele significar la baja o excedencia en el país de origen
  • con condiciones económicas y laborales similares a las que tendría un empleado del país de destino o "local" (de ahí el nombre de Localización). 
  • y en algunos casos, las empresas ofrecen algunas ayudas al traslado con una duración limitada en el tiempo con el objetivo de incentivar este tipo de movimientos.
El reto de localizar a un empleado se enfrenta a cuestiones de tipo laboral y económico que hay que estudiar en detalle dependiendo de cada país.

No obstante, el desarrollo de nuevas modalidades de asignación internacional diferentes del tradicional expatriado, resulta una tendencia imparable, tal y como se comentó en la reciente mesa redonda que se organizó en ICADE.  Mesa Redonda sobre la Expatriación - Universidad Pontificia Comillas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.